Reglamentos Y Procedimientos Del Centro Numero de Poliza y Última Revisión (03.05.02s/04-2011)

Para Servicio de Alimentos

Para Grupos de Todas las Edades:

  1. Los cocineros proveen alimentos suficientes para la primera y segunda porción que viene de la cocina, con un conjunto completo de platos, cucharas y jarras de servir para cada mesa. También traen vajillas y servilletas para cada niño y adulto, así como algunos artículos extras, en caso de accidentes. El personal de cocina debe servir los alimentos a la misma hora cada día para que los niños no tengan que esperar sin nada que hacer. Los niños nunca deberán sentarse antes de que lleguen los alimentos al salón, por si hay una demora inevitable, los maestros pueden cantar o mantener a los niños ocupados mientras esperan.
  2. Los equipos de instrucción combinan una actividad de transición tranquila con el lavado de manos y arreglo de mesa, con un maestro a cargo de cada uno.
  3. Maestros y niños se sientan en la mesa juntos y, de 4 a 8 niños por cada adulto. Para que cada salón cuente con suficiente personal para ejecutar este paso, todo el personal que come alimentos del centro comerá con los niños.
  4. SERVICIO DE ALIMENTOS: No habrá recitaciones antes de comenzar a servir la comida, ni será necesario que todos esperen a que el maestro comience a comer.
    1. Para niños de 3, 4 y 5 años de edad - Los maestros modelan y enseñan a los niños a servirse por sí mismos, después pasan el plato de servir a la siguiente persona. El maestro ayudará a los niños a aprender a servirse una cantidad razonable, cómo pasar, y cómo servir la leche. Todos los niños deben servir todos los alimentos, en cierta cantidad por pequeña que sea, pero no tienen que comerla. Los maestros no presionan ni obligan a los niños a probar alimentos. Una excepción ocasional de servirse a sí mismos se pudiera hacer para sopas calientes, u otros platillos que los niños pudieran derramar con peligro.
    2. Para niños de 2 años de edad - Los maestros y niños se sientan juntos en la mesa (al mismo tiempo). Desde su asiento, los maestros ayudan a los niños a servir bocadillos y otros alimentos que son fáciles para que ellos puedan servirlos. Entonces la maestra, todavía sentada en su lugar, sirve los alimentos que son muy difíciles de manejar por los niños. En ningún momento la maestra les sostiene la mano mientras sirven.
    3. Para niños pequeños (toddlers) - Los maestros, que ya arreglaron la mesa, se sientan con los niños. Desde su posición sentada, sirven todos los alimentos a los niños. (De acuerdo a los Estándares de Licencias de Illinois: A niños menores de dos años de edad, no se les servirá dulces, pequeñas fresas o bayas, pasas, granos de maíz, zanahorias crudas, uvas enteras, perros calientes (hot dogs), nueces, semillas, palomitas de maíz o guisantes crudos o mantequilla de cacahuate (maní), ya que estos alimentos pudieran causar que se atraganten. Los cocineros no deben ofrecer estos alimentos a niños pequeños en las aulas. Sin embargo, si lo hacen, los maestros no deberán servir estos alimentos a los niños menores de dos años. Las zanahorias cocidas, guisantes, fresas y maíz triturado o en puré son permitidos.)
      Sólo en circunstancias extraordinarias se levantan los maestros de la mesa durante las comidas. Los artículos de limpieza deben estar accesibles a los niños de edades mayores por si se derrama la leche pueden conseguir una esponja y limpiarlo ellos mismos, con mínima interrupción de los alimentos.
  5. Los maestros sirven como modelo y enseñan buenos modales de mesa y conversación agradable durante la comida. La hora de la comida deberá ser alegre, momento relajado para maestros y para que los niños disfruten de la buena comida y compañía. También, es un buen momento para que los niños desarrollen sus destrezas lingüísticas en conversación natural. Los maestros no necesitan sentir que tienen que usar este momento para dar lecciones acerca de alimentos o cualquier otro tema.
  6. Se debe permitir suficiente tiempo para la comida, y se requiere que los niños permanezcan en la mesa hasta que los maestros los excusen. Sin embargo, cuando más de la mitad de los niños ya hayan terminado, es el momento de que un maestro se levante y limpie su lugar, permitiendo a los niños que estén listos a hacer lo mismo. Entonces, estas personas pueden empezar a cepillarse los dientes mientras que los demás terminan de comer. Los niños deben ser autorizados a permanecer en la mesa, siempre y cuando lo necesiten, y algunos se pueden quedar solos en la mesa mientras la segunda maestra se reúne con los que se cepillan los dientes y se preparan para las siestas.
  7. Muchos centros prefieren servir la merienda estilo buffet, sacando los alimentos antes de que la siesta se haya terminado, y permitir que los niños tomen su merienda y se sienten a comer mientras se levantan de su siesta. Esto permite a los niños despertarse y comer a su propio ritmo.