Politicas y Procedimientos de Abuso y Negligencia de Niños Numero de Poliza y Última Revisión (01.05.10s/01-2011)

Politica:

Las metas de los programas de Head Start Migrante de Illinois en relación al abuso y negligencia de niños son: promover la prevención del abuso y negligencia de niños; identificar abuso y negligencia de niños; asistir en responder al abuso y negligencia de niños; y cooperar con la agencia estatal encargada del bienestar de los niños. Los programas de Head Start Migrante de Illinois son agentes de prevención de las siguientes maneras:

  1. Ofreciendo servicios comprensivos para el cuidado de niños;
  2. Ofreciendo servicios sociales y de salud para la familia;
  3. Dando oportunidades de educación a los padres acerca del bienestar familiar y desarrollo personal;
  4. Ofreciendo entrenamiento a las familias y al personal sobre los varios aspectos de abuso y negligencia de niños.

Los programas de Head Start Migrante de Illinois son parte de la respuesta y el tratamiento al abuso y negligencia de niños por medio de los siguientes pasos:

  1. Identificación y reporte de las sospechas de abuso y negligencia de niños;
  2. Servicios de apoyo constante, incluyendo la defensa de niños y familias;
  3. Cooperación con la investigación de reportes del Departamento de Niños y Servicios Familiares (DCFS) de abuso y negligencia de niños;
  4. Participación en los servicios de tratamiento familiar desarrollado por DCFS;
  5. Defensa de los derechos de todas las familias a un nivel de vida adecuado.

Las pólizas y procedimientos de Abuso y Negligencia de Niños del Head Start Migrante estarán disponibles para los padres cuando lo requieran.

Orientación y entrenamiento del personal de Head Start Migrante en Illinois

Todo el personal de los delegados recibirá orientación y entrenamiento en su centro sobre abuso y negligencia de niños, sin importar cuando sean empleados durante la temporada. El entrenamiento será ofrecido en una de las siguientes formas o combinación de ellas:

  1. Entrenamiento presentado por el personal de la Oficina Regional o local de DCFS;
  2. Entrenamiento personal ofrecido por el personal del Proyecto; y
  3. Viendo videos y leyendo materiales.

Entrenamiento en la localidad de trabajo ocurrirá no más tarde de una semana después que el individuo sea empleado. Sería preferible que todo el personal y voluntarios sean entrenados en abuso y negligencia de niños antes que empiecen a trabajar con los niños o las familias. Los voluntarios serán entrenados durante el entrenamiento de voluntarios antes de abrir el centro. Los padres pueden participar de los entrenamientos de pre-servicio y en-servicio. Los directores de los programas delegados documentarán el entrenamiento del personal del centro en los Reportes Mensuales enviados al director del concesionario.

Orientación y Entrenamiento de las Familias de Head Start Migrante de Illinois

Durante la inscripción, cada familia recibirá, en el lenguaje preferido de la familia, una copia del folleto producido por DCFS de Illinois: "Lo que Usted debe saber acerca de la investigación de abuso y negligencia de niños" (distribuido cada año); "Cuándo es legal dejar al niño solo" (distribuido cada año); "Preparando a los niños a que estén solos" (distribuido cada año); y, "Opciones de guarderías" (distribuido solo una vez, el primer año que la familia inscribe a los niños).

Durante la inscripción, las familias serán notificadas de la clase de servicios que el centro ofrece para asistirlas, y que todo el personal está obligado por ley, a reportar sospechas de abuso y negligencia a la línea telefónica de DCFS.

Por lo menos una vez durante la temporada, el noticiero del centro, deberá tener un artículo sobre abuso y negligencia de niños. Cada centro tendrá una bibliografía de materiales escritos y audio-visuales disponibles para el personal y/o los padres sobre este y otros temas relacionados.

Principales Esfuerzos de Prevención

Se harán todos los esfuerzos posibles para inscribir a todos los niños migrantes elegibles en los programas de Head Start Migrante en Illinois. Si el niño tiene una deshabilidad, se le dará prioridad en la inscripción. El Comité de Pólizas puede elegir establecer una póliza que también de prioridad en la inscripción a niños que han sido abusados o que han sufrido negligencia.

Evaluaciones formales e informales de las necesidades del niño y su familia serán conducidas continuamente. Si es posible para el personal del programa, las familias serán:

  1. Asistidas en dar prioridad a sus necesidades;
  2. Asistidas en reconocer y construir sobre sus fortalezas; y
  3. Asistidas con servicios, directamente del programa de Head Start, o por medio de referimiento a otros recursos.

Educación para los padres, basada en las evaluaciones familiares, será ofrecida continuamente por las coordinadoras de todas las áreas de servicios. Se pondrá mayor énfasis en las habilidades de ser padres, desarrollo de niños, nutrición, salud, abuso y negligencia de niños, válidas guías de disciplina, y bienestar familiar.

Si el personal cree que una familia posee varias de las características que los profesionales de abuso y negligencia de niños reconocen como un riesgo y que ponen al adulto a riesgo de abusar, el contacto entre la Coordinadora de Servicios Familiares y la familia incrementará. Se harán grandes esfuerzos para aumentar la participación activa de estas familias en las actividades del programa.

Por medio de palabras o acciones, el personal trabajará arduamente para desarrollar relaciones con las familias basadas en confianza y respeto. Se hará todo esfuerzo posible para trabajar con las familias para prevenir situaciones de casos de abuso o negligencia que requieran ser reportadas.

Servicios de Apoyo

Los coordinadores de las áreas de servicios continuarán dando los servicios previamente iniciados o planeados para las familias que están involucradas en una investigación de abuso o negligencia, o que han sido identificadas en casos de abuso o negligencia. Las intenciones de estos servicios son: el evitar la interrupción de la asistencia continua del niño al programa, y el acrecentar las habilidades de la familia en la crianza de niños.

Cuando la situación surja, un empleado discutirá las alegaciones o justificación del reporte con la familia, de una manera profesional y de ayuda, por ejemplo, sin emitir juicio u opinión. Sea el reporte justificado o no, puede ser necesario que el personal ofrezca servicios de intervención en crisis o que ayude al niño y a la familia a enfrentar la situación emocionalmente creada por la alegación. Los padres también pueden pedir a un empleado que los defienda, por ejemplo, ayudándolos a comunicar su posición y a clarificar sus derechos y responsabilidades.

En el caso de que un reporte sea justificado, el personal de Head Start cooperará con DCFS y la familia mientras desarrollen el plan de tratamiento. Esto puede incluir la incorporación del programa a los servicios de tratamiento. Por ejemplo, puede ser apropiado que el personal de Salud Mental y Educación implementen actividades especiales en la clase o para la casa, para ayudar al niño y a la familia; se le puede pedir al Coordinador de Servicios Familiares que transporte a la familia para recibir los servicios arreglados por DCFS ; o puede pedírsele al Coordinador de Servicios de Salud que controle los servicios de seguimiento médico del niño.

Los Normas de Ejecución de Head Start requieren que el personal de Head Start interceda por el desarrollo, provisión y mejora de servicios para las familias de Head Start. En algunas comunidades los servicios necesitados no existen o son inadecuados. Esto puede incluir agencias que exclusivamente sirven a familias que trabajan en agricultura, por ejemplo, El Concilio de Illinois para Migrantes (IL Migrant Council), o agencias que sirven a la comunidad en general, por ejemplo, DCFS. Ambos, los delegados y el personal del Concesionario de Head Start Migrante de Illinois, defenderán e intercederán por las familias, a nivel local y estatal, con agencias o individuos para:

  1. Proveer servicios que estas agencias aseguran que proveen;
  2. Modificar el sistema existente de entrega de servicios para aco modar las necesidades únicas de las familias migrantes que trabajan en la agricultura;
  3. Crear servicios que no existen, pero que son necesarios;
  4. Desarrollar el conocimiento de las características y necesidades únicas de las familias migrantes que trabajan en la agricultura (y también de lo que tienen en común con el resto de la población); y
  5. Resolver los desacuerdos y problemas entre las familias de Head Start Migrante y agencias, o el personal Head Start Migrante y otra agencia.

El director del programa y el Coordinador de Servicios Familiares establecerán y mantendrán una relación positiva con la Sección de Servicios de Protección de la Oficina Local de DCFS. Un contacto inicial con DCFS debe ocurrir antes que abra el centro. Los delegados podrían invitar a DCFS a que participen en la Feria de los Padres y las junta entre- agencias. Este contacto tiene el propósito de intercambiar información y establecer relaciones.

Procedimientos para responder a una sospecha de abuso o negligencia de niños

Todas los empleados y voluntarios de Head Start Migrante, por leyes estatales y federales, están obligados a reportar sospechas de abuso y negligencia de niños a la línea telefónica de DCFS (1-800-25-ABUSE). El no hacerlo puede resultar en el continuo peligro para el niño, y/o la pérdida de la licencia para operar el programa, y/o el empleado o voluntario puede perder el trabajo, y/o una acción legal podría tomarse contra el empleado o voluntario que no hizo el reporte. Estos procedimientos de sospechas de abuso y negligencia de niños son idénticamente aplicables para personas que son o no son empleadas por el centro.

Cada empleado o voluntario que sospecha que un niño ha sido o está siendo abusado o descuidado, puede consultar con el director del centro acerca de sus preocupaciones. El empleado o voluntario no discutirá primero sus preocupaciones con otro empleado o voluntario. El director no puede escoger o influenciar cuales sospechas serán reportadas a la línea telefónica. El empleado o voluntario tiene las siguientes opciones:

  1. Si no está seguro que sus preocupaciones son suficientes para hacer un reporte a la línea telefónica de abuso y negligencia de niños, puede llamar al número con una llamada de "información solamente". En este tipo de llamada, el empleado o voluntario le explica al trabajador de DCFS que clase de información específica tiene que lo hace sospechar que abuso o negligencia ha tomado lugar. El empleado o voluntario no tiene que dar su nombre, el nombre del centro o el nombre de la familia. El trabajador de DCFS aconsejará al individuo si hay suficiente información para hacer un reporte. Si hay suficiente evidencia para hacer un reporte, el empleado o voluntario de Head Start Migrante proveerá al trabajador de DCFS la información necesaria para el reporte. Si el trabajador de DCFS aconseja que no hay suficiente evidencia para hacer un reporte de abuso o negligencia, se discutirá qué otros servicios DCFS tiene disponible si la familia solicita información.
    O
  2. Si el individuo considera que tiene información adecuada o prueba de que abuso o negligencia del niño ha tomado lugar, el empleado o voluntario llamará a la línea telefónica del DCFS (1-800-25-ABUSE) para hacer un reporte formal. Dará al trabajador de DCFS los nombres, direcciones y edad de los niños en la familia, nombre de los padres, el idioma preferido por la familia, el nombre del alegado abusador, el nombre del individuo que está haciendo el reporte, el nombre y dirección del centro y cualquier otra información que el trabajador de DCFS pida.

Se prefiere que el individuo con la información directa sobre la situación haga la llamada ya sea para pedir información solamente o para hacer un reporte. Si el empleado o voluntario con la sospecha solo habla español, la entrevista con DCFS por teléfono será conducida por un trabajador de la línea telefónica que hable español.

Sin embargo, si el individuo no se siente cómodo haciendo la llamada, puede pedirle al director que la haga. El individuo debe estar presente durante la llamada y debe cooperar personalmente con lo que pida DCFS. El director no determinará si se hace la llamada, en cambio se hará si el individuo considera que hay necesidad de hacerla, sea de información solamente o para hacer un reporte. El director no puede rehusar a asistir al individuo o cambiar ninguna parte de la información que el individuo desea presentar.

Si el director no puede ser localizado, por ejemplo, si no está presente o no puede ser localizado por teléfono, la persona con la sospecha de abuso o negligencia deberá acudir a la persona a cargo en ausencia del director. Esta persona debe cumplir las mismas funciones como si el director estuviera presente. El director será informado de lo sucedido tan pronto como sea contactado por teléfono o en persona.

Bajo ley estatal, las personas que hacen un reporte pueden hacerlo en forma anónima. Es la póliza del Proyecto Head Start Migrante que ninguna llamada hecha por empleados o voluntarios del programa sea anónima. El anonimato puede prevenir que DCFS obtenga información adicional, y si la situación lo requiere, testimonio en corte. Es parte de la responsabilidad profesional de los empleados el participar completamente en el proceso de asegurar el bienestar de los niños.

Si el niño requiere inmediata atención médica como resultado de la sospecha de abuso o negligencia, los procedimientos establecidos para emergencias médicas serán seguidos. Bajo ninguna circunstancia, ningún empleado o voluntario de Head Start Migrante conducirá o hará arreglos para obtener una examinación física para verificar el abuso o negligencia del niño. Esto sólo podrá hacerlo DCFS, y sólo cuando hay autorización de los padres o la corte. La única intervención permitida es la respuesta común que se da a cualquier emergencia médica.

Bajo ninguna circunstancia, el personal de Head Start Migrante:

  1. Se hará cargo, por sí mismo, de tratar casos de abuso y negligencia; o
  2. Se convertirá en el instrumento principal o tratamiento de abuso y negligencia de niños.

Confidencialidad

El procedimiento completo de la respuesta a la sospecha, o en la eventualidad, a la indicación de abuso y negligencia, está cubierto por las reglas de confidencialidad.

Cualquier empleado o voluntario de Head Start Migrante que sospecha que abuso o negligencia ha ocurrido, no debe discutir sus sospechas con ningún otro empleado o voluntario, ni antes ni después de hablar con el director. Está prohibido discutir la sospecha o el posible reporte a la línea telefónica con otro empleado o voluntario que no está directamente relacionado con el caso.

Empleados o voluntarios de Head Start Migrante no pueden discutir una sospecha, reporte o conclusión de un reporte con ninguna otra agencia sin el permiso de la familia, a no ser que sea parte del plan de tratamiento desarrollado por DCFS y la familia.

Si DCFS encuentra que un reporte de sospecha de abuso o negligencia de niños no tiene mérito, toda la documentación oficial del caso será destruida. No se ocultará a DCFS ninguna información sobre la familia cuando esta agencia está conduciendo una investigación de abuso o negligencia de niños o cuando está planeando o dando servicios después que el reporte se encontró con fundamentos.

Personal o voluntarios de los centros de Head Start Migrante no deben actuar de traductores en una investigación de abuso o negligencia de niños. Es la responsabilidad de DCFS el emplear y entrenar traductores profesionales. Servir como traductor en una investigación de abuso podría confundir la distinción entre Head Start Migrante de Illinois y DCFS.

Inmediatamente después de hacer el reporte a la línea telefónica, el director del programa notificará al Administrador de Servicios Familiares o al director del Proyecto.

Requerimientos de la Documentación

Cualquier empleado o voluntario que haga un reporte de sospecha de abuso y negligencia a la línea telefónica deberá completar inmediatamente la forma "CANTS 5, Written Confirmation from Mandated Reporter" de DCFS. El director del programa puede ayudar el empleado o voluntario a llenar la forma inmediatamente. El original será enviado antes de las 48 horas a la oficina local de DCFS la cual es responsable de la comunidad donde la familia reside. Una copia será mantenida bajo llave con acceso restringido al director del programa.

Empleados o Voluntarios Sospechados de Abuso y Negligencia de Niños

En el caso que un empleado o voluntario de Head Start Migrante sea sospechado de abuso o negligencia de niños, el director del programa tomará la acción necesaria de acuerdo a la póliza específica del Proyecto de Head Start Migrante. Un reporte será archivado en DCFS y el director se reunirá con los padres o guardianes del niño.